Captura de pantalla 2016 12 05 a las 16.53.38 Recurso de Casación al Tribunal Supremo

Recurso Casación al Tribunal Supremo

¿Buscando un experto Abogado Recurso Casación al Tribunal Supremo? Si es así, no le quepa la menor duda que está en el lugar indicado. Y es así, pues SOMOS EL PRIMER DESPACHO DE ABOGADOS DEL PAÍS, ESPECIALIZADO EN LA DEFENSA PENAL DE ESTE TIPO DE SITUACIONES, COMO ABOGADOS EXPERTOS EN DERECHO PENAL, TRABAJAMOS EN TODO EL TERRITORIO NACIONAL, CONSULTE GRATUITAMENTE Y SIN COMPROMISO. Nuestros abogados tramitan asuntos relacionados con estas situaciones tan excepcionales, en todo el país, participando incluso, en cursos de formación, en esta área concreta del derecho penal. Nuestros abogados intervienen en los asuntos más relevantes a nivel nacional. Puede comprobarlo en la página de inicio de nuestra web, donde hemos colocado algunas intervenciones en las principales televisiones del país; TVE, A3, TELE5, LA SEXTA. (Entre otras). Es por ello, por lo que contamos en nuestro bufete de abogados, con un servicio vanguardista; Un teléfono de urgencias, permanentemente atendido por abogados penalistas, (expertos en derecho penal), para resolverle las dudas, que en relación a este tipo de delitos pueda tener. (Recurso Casación al Tribunal Supremo).

Captura de pantalla 2016 08 12 a las 9.43.30 Recurso de Casación al Tribunal Supremo

Telefono de urgencias

Pero, conozcamos un poco más a cerca del famos Recurso de Casación.

Este recurso ee interpone contra: (Recurso Casación al Tribunal Supremo).

Contra Sentencias dictadas por la Audiencia Provincial o Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional en única instancia.

Contra Sentencias dictadas por el Tribunal Superior de Justicia resolviendo Apelación en Juicio con jurado.

Contra Autos definitivos de la audiencia Provincial o Audiencia Nacional o resolviendo recurso de Apelación del Tribunal Superior de Justicia. (Recurso Casación al Tribunal Supremo).

Se interpone ante la Audiencia Provincial o Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional con la petición de testimonio y teniendo por preparado el recurso. Una vez cumplido este trámite se interpone ante la Sala segunda del Tribunal Supremo. Lo resuelve la Sala segunda del Tribunal Supremo. El plazo para interponerlo es de cinco días desde la última notificación de la resolución en la primera fase (preparación del recurso y de 15, 20, 30 o 60 días según los casos desde la entrega del testimonio del Auto o Sentencia.  El plazo para resolverlo es de diez días si es con vista o el día que se señale si no es con vista. Es un recurso extraordinario, devolutivo y no suspensivo.

La sentencia dictada por el Juez de lo Penal es apelable en segunda instancia ante la Audiencia Provincial respectiva. La dictada por el Juez Central de lo Penal lo será ante la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.

La sentencia dictada en primera instancia por la Audiencia Provincial o por la Sala de lo Penal, es susceptible de recuros de apelación ante la sala de lo Civil y Penal del tribunal Superior de Justicia, o ante la Sala de Apelación de la Audiencia Nacional, respectivamente. (Recurso Casación al Tribunal Supremo).

Las sentencias dictadas por los Juzgados de lo Penal y las Audiencias Provinciales en ausencia del acusado, son susceptibles de recurso de anulación.

La sentencia dictada por la Audiencia Provincial o por la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional resolviendo el recurso de apelación interpuesto contra sentencia de un Juzgado de lo Penal o de un Juzgado Central de lo Penal, será susceptibles de recurso de casación ante el Tribunal Supremo, pero únicamente por infracción de ley del motivo previsto en el artículo 849.1 de la LECrim . (Recurso Casación al Tribunal Supremo).

La sentencia dictada por la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia o por la Sala de Apelación de la Audiencia Nacional, resolviendo el recurso de apelación interpuesto contra sentencia de la Audiencia Provincial o de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, será susceptibles de recurso de casación ante el Tribunal Supremo por infracción de ley y por quebrantamiento de forma.

Presentación y plazo para la interposición

Plazo: se interpondrá por cualquiera de las partes en el plazo de los diez días siguientes a aquel en que se les hubiere notificado la sentencia. Durante eseplazo, las actuaciones se hallarán en la Secretaría a disposición de las partes. En los tres primeros días de esos diez, las partes podrán solicitar copia de los soportes en los que se hayan grabado las sesiones. La presentación de este escrito de solicitud suspende el plazo para recurrir, que se reanudará desde la entrega de las copias.

Órgano ante el que se formaliza: el escrito de formalización del recurso deberá ir autorizado con firma de Abogado y Procurador y se presentará ante el órgano –Juzgado Penal o Audiencia- que dictó la sentencia recurrida –con la fórmula “al Juzgado Penal para ante la Audiencia” o “a la Audiencia para ante la Sala Civil y Penal del TSJ”, en su caso-, y contendrá, además de la reseña de un domicilio a efectos de notificaciones en el lugar en que tenga su sede la Audiencia, la indicación y desarrollo, ordenadamente, de los motivos en que se base la impugnación y la proposición de los medios de prueba de que intente valerse para la segunda instancia, siempre que se encuentren dentro de algunos de los previstos en el art. 790.3LECrim.  (Recurso Casación al Tribunal Supremo).

Contenido del recurso

El escrito de formalización del recurso de apelación contendrá:

1.- Los motivos en que se base la impugnación.

2.- El domicilio a efectos de notificaciones.

3.- La proposición de los medios de prueba previstos en el art. 790.3 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim) :

Las diligencias de prueba que no pudo proponer en la primera instancia.

Las propuestas que le fueron indebidamente denegadas, siempre que hubiere formulado en su momento la oportuna protesta.  (Recurso Casación al Tribunal Supremo).

Las admitidas en primera instancia que no fueron practicadas por circunstancias no imputables al recurrente.

Motivos de recurso

1.- Quebrantamiento de las normas y garantías procesales. Su invocación impone la necesidad de expresar el precepto normativo, legal o constitucional, que se considere infringido y también las razones por las que esa infracción formal ha originado una indefensión efectiva a la parte que invoca el motivo. Deberá igualmente acreditar el hecho de haber pedido la subsanación de la infracción en la primera instancia en el momento en que tuvo conocimiento de la misma, salvo en el caso de que se hubieren cometido en un momento en el que ya fuera imposible la reclamación. Si el recurso resultare estimado por ese motivo, el Tribunal, sin entrar en el fondo del fallo, ordenará que se reponga el procedimiento al estado en que se encontraba en el momento de cometerse la falta, sin perjuicio de que conserven su validez todos los actos procesales no afectados por la nulidad.  (Recurso Casación al Tribunal Supremo).

2.- Error en la apreciación de las pruebas, que podrá desenvolverse sin ninguna limitación en el caso en que el recurrente sea el condenado en la sentencia recurrida.

En cambio, en los casos en los que la sentencia recurrida sea absolutoria o en los que se interponga el recurso en reclamación de un agravamiento de la condena impuesta en la instancia, la invocación del error en la valoración de las pruebas como motivo de impugnación exigirá de la acusación recurrente que justifique la insuficiencia o la falta de racionalidad en la motivación fáctica, el apartamiento manifiesto de las máximas de experiencia o la omisión de todo razonamiento sobre alguna o algunas de las pruebas practicadas que pudieran tener relevancia o cuya nulidad haya sido improcedentemente declarada. En estos casos, el acogimiento del motivo únicamente permitirá al Tribunal de la apelación declarar la nulidad de la sentencia recurrida, ordenando la reposición de la causa al momento en que fue dictada para una nueva redacción en que sean subsanados los defectos de valoración o de razonamiento apreciados.

3.- Infracción de normas del ordenamiento jurídico en las que se base la impugnación, tanto por aplicación indebida como por inaplicación debida de algún precepto normativo de tipo sustantivo.  (Recurso Casación al Tribunal Supremo).

Proposición de prueba en la apelación

La naturaleza del recurso de apelación impide, por principio, que el Tribunal de segundo grado disponga para la revisión de elementos de conocimiento distintos a los que tuvo ante sí el Juezo Tribunal de primer grado, porque el Tribunal de apelación ha de colocarse en la misma posición que tuvo el Juez Penal o la Audiencia a todos los efectos; no obstante, en supuestos excepcionales se admite que las partes puedan proponer para la apelación pruebas no practicadas en la primera instancia que serán admitidas únicamente para el caso de que concurran taxativamente algunos de estos tres presupuestos:

Pruebas que la parte no haya podido proponer para el juicio oral, porque se trate de prueba datada posteriormente o, si fuere de fecha anterior, porque no hubiere llegado a conocimiento de la parte antes del juicio. Si es de fecha anterior, la parte que la ofrezca para la apelación deberá justificar que no dispuso de ella en tiempo que permitiese llevarla al juicio.

Pruebas propuestas para el juicio y que le hubiesen sido indebidamente denegadas. Ha de tratarse de pruebas pertinentes que hayan sido rechazadas infundadamente, o con fundamento en razones no aceptables o que puedan incidir el derecho de la parte a la prueba.  (Recurso Casación al Tribunal Supremo).

Pruebas propuestas y admitidas para el juicio, pero que en éste no hubieren podido practicarse por causas ajenas a la parte que las propuso. Se incluyen los testigos o peritos que hayan comparecido y a los que el Juez Penal o el Presidente de Sala de Audiencia no haya permitido contestar algunas preguntas siendo éstas pertinentes y necesarias para la defensa de la tesis de quien lo propuso. En estos casos será necesario que la parte que las proponga en la apelación deje expresa consignación de la protesta por la no suspensión del juicio, que ha de reclamar en todo caso, y también de las preguntas que la parte se proponía hacer al testigo o perito no comparecido para el caso de haber comparecido, pues solo de ese modo puede conocerse su interés para el juicio.  (Recurso Casación al Tribunal Supremo).

Tramitación del recurso

Una vez presentado el escrito de formalización del recurso, el Juez, si reúne los requisitos exigidos lo admitirá. En caso de apreciar algún defecto subsanable, concederá un plazo no superior a tres días para su subsanación. Hecho esto, el Letrado de la Administración de Justicia dará traslado del recurso formalizado a las demás partes para que, en el plazo común de diez días, presenten sus escritos de alegaciones en los que también pueden proponer prueba en los términos previstos para el recurrente y fijando, también, un domicilio para notificaciones.

Desde la reforma operada por Ley 13/2009, de 3 de noviembre, de reforma de la legislación procesal para la implantación de la nueva oficina judicial , en el plazo conferido para alegaciones, aquellas partes que no haya apelado dentro del plazo conferido a ese fin, podrán ejercitar pretensiones heterogéneas con las que fundamentan el recurso interpuesto en plazo, junto con las alegaciones que estime pertinentes a sus respectivos derechos.

Con el objetivo de hacer realidad su función unificadora la reforma de 2015 extiende el ámbito del recurso de casación penal y para ello  modifica los artículos 847 y 848 de la LECrim.  (Recurso Casación al Tribunal Supremo).

a) El artículo 847 LECrim se refiere a las sentencias y distingue dos supuestos: por una parte, junto a las ya existentes, añade ahora las sentencias dictadas por la Sala de Apelación de la Audiencia Nacional que son, a tenor de lo que dispone el artículo 64 bis de la LOPJ, las derivadas de los recursos de apelación interpuestos contra las dictadas por la Sala de lo Penal de dicha Audiencia Nacional en primera instancia. Por otra parte, se incorporan las sentencias dictadas en apelación por las Audiencias Provinciales y la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que serán recurribles únicamente por infracción de ley y por el motivo previsto en el artículo 849.1 de la LECrim [art. 847.1.b)]. Es decir, las sentencias dictadas en primera instancia por órganos unipersonales, fundamentalmente, los Juzgados de lo Penal y Juzgados Centrales de lo Penal también pueden acceder a la casación.

Al respecto, el Acuerdo del Pleno no Jurisdiccional de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, de 9 de junio de 2016, precisa que: “El art. 847 1º letra b) de la LECrim debe ser interpretado en sus propios términos. Las sentencias dictadas en apelación por las Audiencias Provinciales y la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional solo podrán ser recurridas en casación por el motivo de infracción de ley previsto en el número primero del art. 849 de la LECrim, debiendo ser inadmitidos los recursos de casación que se formulen por los arts. 849 2°, 850, 851 y 852”. Tampoco se extiende -continúa el Acuerdo- a las sentencias de apelación dictadas en el procedimiento por delitos leves (ya excluido por el artículo 977 LECrim).  (Recurso Casación al Tribunal Supremo).

b) El artículo 848 trata de los autos y son conocidos los problemas que su interpretación ha presentado tradicionalmente. Ante esta situación el legislador de 2015 ha precisado que: el recurso de casación frente a los autos, sigue siendo únicamente posible fundamentarlo en la infracción ley y comprende, aparte los que la ley autorice de modo expreso, aquellos en los que concurran los siguientes requisitos: 1º) que en la causa  exista una resolución judicial por la que se impute formalmente la comisión de un delito a una persona (encausado); 2º) que se haya dictado un auto que ponga fin al proceso por falta de jurisdicción o se trate de un auto de sobreseimiento libre; 3º) que el auto definitivo se haya dictado “en primera instancia y en apelación por las Audiencias Provinciales o por la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional”.

Otra medida dirigida a alcanzar esa función unificadora la encontramos en el artículo 889. Este, después de afirmar que la denegación de la admisión del recurso requiere el acuerdo por unanimidad de la Sala, precisa: “la inadmisión a trámite del recurso en el supuesto del artículo 847.1 b) podrá acordarse por “providencia sucintamente motivada siempre que haya unanimidad por carencia de interés casacional”.  (Recurso Casación al Tribunal Supremo).

Se trata de un nuevo motivo de inadmisión del recurso de casación, que fue introducido en el trámite de enmiendas del Senado y para cuya apreciación se exige: 1º) que se trate de recursos de casación interpuestos contra sentencias dictadas en apelación por las Audiencias Provinciales o la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional por infracción de ley del motivo previsto en el artículo 849.1º [art. 847.1 b)]; 2º) que la denegación de la admisión del recurso se adopte por unanimidad de todos los Magistrados de la Sala; 3º) que la decisión de la inadmisión del recurso se acuerde en una “providencia sucintamente motivada”; 4ª) que la causa de inadmisión sea la “carencia de interés casacional”.

Llama la atención, en primer lugar, que la decisión de inadmisión en este nuevo motivo sea mediante una “providencia sucintamente motivada” en contra del criterio general -auto- providencia que, además, recuerda el Acuerdo de 16 de junio de 2016, es irrecurrible (art. 892)-. En cuanto a la nueva causa o motivo de inadmisión del recurso de casación, la carencia de interés casacional, la ley procesal penal no define en qué consiste. Según el preámbulo de la ley 41/2005, -y en los mismo términos se manifiesta el Acuerdo del Pleno de 16 de junio de 2016- “a efectos de determinar la existencia de ese interés casacional deberán tomarse en consideración diversos aspectos, entre otros, los siguientes: si la sentencia recurrida se opone abiertamente a la doctrina jurisprudencial emanada del Tribunal Supremo, si resuelve cuestiones sobre las que exista jurisprudencia contradictoria de las Audiencias Provinciales, o si aplica normas que no lleven más de cinco años en vigor, siempre que, en este último caso, no existiese una doctrina jurisprudencial del Tribunal Supremo ya consolidada relativa a normas anteriores de igual o similar contenido. De esta forma -continúa- existirá doctrina de la Sala Segunda del Tribunal Supremo en todas las materias sustantivas, procesales y constitucionales”. Coincide pues con el concepto de interés casacional previsto en el artículo 477.3 de la Ley de Enjuiciamiento Civil y que el Tribunal Supremo ha ido perfilando  a lo largo de su vigencia.  (Recurso Casación al Tribunal Supremo).

Otros artículos relacionados con el recurso de casación son: Abogado especialista recurso casación, abogado recurso casación penal tribunal supremo Málaga, entre otros.