La Constitución Española establece que la ley debe posibilitar la investigación de la paternidad maternidad. Éste principio viene consagrado en el artículo 39 de la CE.

La investigación de la paternidad o de la maternidad puede definirse como la averiguación judicial acerca de a quién puede atribuirse de manera indubitable la paternidad o maternidad de una persona sobre otra.

Según nuestros Abogados divorcios Málaga, en  los juicios sobre filiación, paternidad o maternidad, es admisible la investigación mediante toda clase de pruebas incluidas las biológicas. Se permite por la ley de enjuiciamiento civil un amplio marco de medios probatorios tendentes al conocimiento  de la verdad biológica, teniendo como finalidad la defensa prioritaria de los hijos.   La prueba de paternidad o maternidad tiene como finalidad conocer la realidad biológica bien para comprobar que la persona que aparece en el registro civil como hijo lo es realmente o bien para conocer la filiación aún no determinada con el propósito de reclamarla.

Siempre es deseable que existan pruebas de carácter directo, estas van a suponer un notable avance  en la determinación de la filiación. No estante lo anterior a falta de pruebas directas, se establecen una serie de pruebas indirectas o también conocidas como pruebas indiciarias, presunciones que pueden servir para probar el hecho constitutivo de la  demanda de reclamación de paternidad. Nuestros abogados especialistas en reclamación de paternidad  señalan que el primer paso y por ello más importante para interponer una demanda de reclamación de paternidad es la admisión a trámite y de la misma. Para que una demanda de reclamación de paternidad o de maternidad se admita a trámite es necesario aportar suficiente material probatorio que llegue a la convicción del juez de haber una presunción razonable de la paternidad o maternidad que se reclama, prueba de ello son las demandas frente a famosos en reclamación de paternidad que se dinamiten por falta de pruebas.

La negativa a someterse a las pruebas biológicas suponen un dato o indicio valioso, que en manos de un tribunal, permite llegar a la conclusión de la paternidad o de la maternidad reclamada. Así, la negativa  injustificada a someterse a la prueba biológica permite al tribunal declarar la filiación reclamada, siempre que existan otros indicios de la paternidad o maternidad.

El fin último de la filiación o demostración de la prueba de paternidad es que por un Juez se establezca un Convenio Regulador al respecto del hijo reconocido como tal y por tanto unas visitas,  unas pensiones de alimentos, en resumen, unos derechos de ese hijo para con su Padre. Si determinada la filiación el Padre, éste, no hiciera cumplimiento de sus obligaciones del pago de alimentos, deberá proceder a la reclamación de alimentos en vía judicial.

Si usted está interesado en realizar una reclamación de paternidad no dude en ponerse en contacto con nuestros abogados especialistas en la materia, tienes sabrá orientarle al respecto de las pruebas necesarias para iniciar este procedimiento judicial. Pinche en este enlace y contacte con nosotros.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)