La incapacitación es aquel procedimiento judicial que busca sacar a una persona de la esfera civil. El procedimiento judicial de incapacitación, principia por la  interposición de una demanda en la que se solicita del juez de primera instancia una resolución motivada por la que se declare que el presunto incapaz, ciertamente lo es, y por tanto debe salir de la esfera jurídica en cuanto al concepto de la plena responsabilidad.

Como abogados especialistas en Incapacitaciones debemos afirmar que el procedimiento de incapacitación lo es con un carácter positivo y proteccionista unido al carácter garantista de nuestro sistema legal.

Una persona incapaz no sometida a supervisión es un peligro jurídico para sí mismo,  para su familia y para cualquier tercero que tenga una relación jurídica con él.  Entendemos que actualmente si quien sufre una enfermedad o deficiencia mental persistente es declarado incapaz de modo pleno para el gobierno de su persona y de sus bienes por sentencia no podrá entre otras cosas realizar testamento. No son pocos los asuntos por esta problemática en la que han tenido que intervenir nuestros Abogados especialistas en Herencias.

Para tranquilidad de todos los lectores de este artículo, no es tan sencillo cumplir con los requisitos para que el presunto incapaz, tras pasar por un procedimiento judicial, sea así declarado y por tanto limitado en cuanto a  sus facultades dentro del ámbito civil.  Tal y como comentábamos con anterioridad el procedimiento judicial de incapacitación se inicia mediante la interposición de una demanda por parte de un abogado especialista en incapacitaciones  a la que deberá adjuntar pruebas médicas que evidencien el presunto estado de incapacidad del demandado. Así las cosas, tras la recepción de la demanda y su admisión a trámite,  el juez ordenará que el presunto incapaz sea supervisado médicamente por el médico forense adscrito al Juzgado.  El informe forense será una de las pruebas más importantes para que la presunción de incapacidad del demandado pase a ser definitiva o se quede en una mera presunción, es obvio que si no se acredita  la causa de incapacidad el presunto incapaz deja de serlo.

La incapacitación civil viene regulada en los artículos 200 y 201 del código civil donde se establecen los requisitos esenciales para su determinación.

El primero de ellos, es que la enfermedad o deficiencia sea persistente. Es decir, no sería suficiente con que la causa de incapacitación se produjera en momentos puntuales.  El segundo de los requisitos, es que la causa invalidante o mejor dicho incapacitante impida a la persona gobernarse por sí mismo, es decir, actuar en el tráfico jurídico con normalidad.

Según nuestros Abogados de incapacitación en Málaga este tipo de procesos judiciales, prima la vis médica y los informes al respecto con los que pueda contar tanto el Juzgador como el Ministerio Fiscal como las Partes. No debemos olvidar el carácter protector de esta institución que busca salvaguardar a quien no se puede valer por sí mismo.

la gran mayoría de procedimientos judiciales de incapacitación traen causa o bien en personas de muy avanzada edad que precisan de un representante legal ya que se encuentran en sus últimas horas y no son capaces de valerse por sí mismo y de igual manera las personas  que sufre un accidente y  que ni siquiera se pueden valer por sí mismo para defender sus derechos.

Si usted se encuentra en una situación pendiente de una incapacitación judicial no dude en ponerse en contacto con nosotros pinchando aquí.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)