Captura de pantalla 2016 12 05 a las 16.53.38 Abogado especialista en ciberdelitos

Abogado especialista en ciberdelitos

¿Buscando un experto Abogado especialista en ciberdelitos? Si es así, no le quepa la menor duda que está en el lugar indicado. Y es así, pues SOMOS EL PRIMER DESPACHO DE ABOGADOS DEL PAÍS, ESPECIALIZADO EN LA DEFENSA PENAL DE ESTE TIPO DE SITUACIONES, COMO ABOGADOS EXPERTOS EN DERECHO PENAL, TRABAJAMOS EN TODO EL TERRITORIO NACIONAL, CONSULTE GRATUITAMENTE Y SIN COMPROMISO. Nuestros abogados tramitan asuntos relacionados con estas situaciones tan excepcionales, en todo el país, participando incluso, en cursos de formación, en esta área concreta del derecho penal. Nuestros abogados intervienen en los asuntos más relevantes a nivel nacional. Puede comprobarlo en la página de inicio de nuestra web, donde hemos colocado algunas intervenciones en las principales televisiones del país; TVE, A3, TELE5, LA SEXTA. (Entre otras). Es por ello, por lo que contamos en nuestro bufete de abogados, con un servicio vanguardista; Un teléfono de urgencias, permanentemente atendido por abogados penalistas, (expertos en derecho penal), para resolverle las dudas, que en relación a este tipo de delitos pueda tener. (Abogado especialista en ciberdelitos).

Captura de pantalla 2016 08 12 a las 9.43.30 Abogado especialista en ciberdelitos

Telefono de urgencias

Siguiendo los criterios que se marcaron en la Instrucción 2/2011 de la Fiscalía General del Estado, divide los delitos actuales en tres categorías: (Abogado especialista en ciberdelitos).

–  Aquellos en los que el objeto de la actividad delictiva son los propios sistemas informáticos o TICs como por ejemplo: el delito de daños, sabotaje informático o los ataques de denegación de servicios o el acceso sin autorización a datos, programas o sistemas informáticos. (Previstos en los artículos 264 y concordantes y 197.3  del Código Penal actual).

– Aquellos delitos en los que la actividad criminal se sirve para su ejecución de las ventajas que ofrecen las TICs. En esta categoría destacan: las llamadas “estafas informáticas” de todo tipo –phising, pharming, etc.-,  los delitos referidos al abuso sexual de menores, -como el childgrooming o la pornografía infantil-, o los delitos contra la propiedad intelectual derivados principalmente de la descarga en la Red de contenidos protegidos por aquella);

– Aquellos en los que la actividad criminal, además de servirse para su ejecución de las ventajas que ofrecen las TICs, entraña una especial complejidad en su investigación que demanda conocimientos específicos en la materia, por ejemplo, falsificaciones, coacciones, ciberbullying, o incluso genocidio, a través del uso inadecuado de las redes sociales.

El fiscal sostiene que con los tipos penales actuales, “cualquier clase de conducta delictiva realizada a través de medios informáticos, Internet o las TICs, ya tendría una ubicación adecuada en el Código actual sin necesidad de una reforma específica”. (Abogado especialista en ciberdelitos).

Objetivos jurídicos.

Sin embargo, mantiene la oportunidad de la reforma en base al principio de seguridad jurídica, esencial en Derecho Penal y que obliga a  ajustar y perfilar los tipos penales  para:  (Abogado especialista en ciberdelitos).

– Impedir que una indefinición legal pueda acabar en una ausencia real de tipificación de alguna conducta reprochable penalmente debido simplemente a la falta de alguna precisión técnica propia del ámbito informático.

– Conseguir que, considerada como tal esa conducta, no deje margen de arbitrariedad en caso de acusación y condena.

– Actualizar estas circunstancias en el ámbito procesal y en el de colaboración policial y judicial, tanto en el ámbito estatal interno como, y sobre todo, en el marco internacional.  (Abogado especialista en ciberdelitos).

En diciembre de 2013, el Gobierno aprobó la Estrategiade Ciberseguridad Nacional, para dar respuesta al “desafío que supone la preservación del ciberespacio de los riesgos y amenazas que se ciernen sobre él”. Además, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se han reforzado durante los últimos años, para combatir la delincuencia vinculada a Internet y las nuevas tecnologías.  (Abogado especialista en ciberdelitos).

En el actual Código Penal de 1995, los tipos penales relacionados con la ciberdelincuencia pueden dividirse en tres grandes grupos:

• Los propios sistemas informáticos son objeto de la actividad delictiva.

En este bloque se encuadran: delito de daños, sabotajes informáticos, accesos a datos sin autorización etc., regulados en los preceptos 197.3 y 264.  (Abogado especialista en ciberdelitos).

• Las ventajas de las TIC ayudan a la actividad criminal.

Aquí pueden englobarse todo tipo de estafas informáticas, los delitos de abusos sexuales a menores y los referidos a la propiedad intelectual.

• Delitos que requieren investigación compleja y conocimientos específicos sobre la materia.

Falsificaciones, genocidios, coacciones, ciberbulling etc.

No pocos sectores opinan que los tipos penales del actual Código son suficientes para hacer frente a esta nueva realidad en España. Sin embargo, la reforma que está a punto de aprobarse aprovecha la oportunidad para ajustar algunos tipos penales y reforzar el principio de seguridad jurídica.  (Abogado especialista en ciberdelitos).

El cibercrimen en el nuevo Código Penal

Los aspectos más destacados de la reforma del Código Penal son:

Endurecimiento de las penas por delitos contra la libertad sexual y protección de menores.

La Directiva2011/93/UE obliga a los estados miembros a endurecer las sanciones en esta materia. De esta forma, se castigará la producción, difusión o asistencia a espectáculos pornográficos en los que participen menores de edad, se ampliará la tipificación del childgrooming(acciones deliberadamente emprendidas por adultos con el fin de ganarse la confianza de menores de edad, disminuyendo la inhibición de éstos y por medio de estrechas conexiones emocionales. El objetivo último es abusar sexualmente de las víctimas). Por otro lado, se considerará delito agravado la participación de menores de dieciséis años en este tipo de actos.

Tipificación de la revelación de secretos cuando se han conseguido imágenes con la aquiescencia de una persona, pero luego se divulgan contra su voluntad.La acción debe producirse en la esfera estrictamente personal y la difusión ha de lesionar gravemente la intimidad.  (Abogado especialista en ciberdelitos).

Introducción como delito penal de la supresión o alteración de medidas de seguridad tecnológicas para proteger programas de software o ejecución de los mismos, sin autorización de los titulares de los derechos de propiedad intelectual.

En resumen, el nuevo Código Penal supondrá otro paso en la lucha contra la ciberdelincuencia, aunque en dicho texto legal habrá nuevas lagunas a cubrir en el futuro. El crimen enla Redse desarrolla al mismo ritmo que el propio Internet y esta circunstancia exige una continua adaptación de las legislaciones a las nuevas realidades que van surgiendo. Se trata de un paso imprescindible para eliminar los altos porcentajes de delitos tecnológicos que, a día de hoy, continúan quedando impunes.  (Abogado especialista en ciberdelitos).

El cibercrimen, con 388.000 millones de dólares, supera al mercado negro de marihuana, cocaína y heroína, que mueve unos 295.000 millones de dólares. Más de un millón de usuarios son víctimas cada día de un ciberdelito y el 10% de los internautas adultos ha sufrido algún tipo de ataque a través de su teléfono móvil. Son algunos datos que maneja un informe elaborado por Norton sobre los ataques a través de la red. Porque internet se ha convertido en una de las herramientas indispensables, el 41% de los internautas adultos asegura que necesita internet en su vida diaria, sobre todo para las empresas que precisan operar en un mundo global y ganar con ello en competitividad. Pero la red se ha convertido en un arma de doble filo, ya que hace a las organizaciones cada vez más vulnerables ante nuevos ataques hasta ahora desconocidos. O lo que es lo mismo, la ciberdelincuencia.

Lo cierto es que nadie que tenga un ordenador y utilice internet para cualquier tipo de operación, ya sea bancaria, reserva de un billete de avión, la compra de un libro o cualquier transacción de más enjundia, vive ajeno al riesgo de sufrir un ataque de este tipo.

El más corriente, apunta nuestro departamento de especialistas, es la estafa. Y últimamente está cada vez más de moda recibir en el correo electrónico lo que se denomina carta nigeriana, que es un escrito en el que el remitente, alguien con una identidad falsa, anuncia al destinatario que le ha tocado un premio, pero que para hacerlo efectivo y para saldar una deuda o el pago de impuestos debe ingresar una determinada cantidad en una cuenta corriente.

“O también se ofrecen falsas ofertas de empleo, que consisten en abrir una cuenta corriente donde se realizan ingresos de cantidades de dinero que, a su vez, el titular de la cuenta debe enviar, a través de empresas como Moneygram o Western Union, a una dirección. El falso trabajo consiste en cobrar una comisión por realizar esa transacción”, detalla nuestro departamento de especialistas, quien afirma que ese dinero, muchas veces, procede de otra ciberestafa denominada phishing. Esto es un engaño informático que se basa en obtener información confidencial de forma fraudulenta, por ejemplo, una contraseña o datos sobre tarjetas de crédito y cuentas bancarias. “El robo de contraseñas es muy habitual. Se envía un spam masivo suplantando la identidad de un banco y diciéndole al cliente que debe cambiar la contraseña. Hay gente que cae en la trampa y le da sus datos, sin saberlo, a organizaciones criminales que operan desde distintos países”.

En 2014, España fue el segundo país del mundo con mayor número de ciberataques, según aseguró el director general de la Policía, durante una conferencia impartida ante los empresarios del Foro Empresarial Madrid, que se reúne con cierta periodicidad en la sede de la citada escuela de negocios. También señaló que, según datos de la fiscalía, los delitos tecnológicos habían crecido un 50%.  (Abogado especialista en ciberdelitos).

Es por ese motivo que las empresas, cada vez destinan un presupuesto más relevante a garantizar su seguridad en la red. Casos como el ataque que sufrió Adobe, que afectó a 38 millones de usuarios, mantienen en alerta a las organizaciones. “Este tipo de ejemplos tiene un doble impacto. Por un lado, la empresa debe garantizar la confidencialidad, debe cumplir con la norma y garantizar la información,y por otro lado, si pierde los datos de sus clientes pierde en credibilidad”, pues desde 2005 nuestro despacho se ocupa de realizar un análisis jurídico, técnico y organizativo para las empresas.