Captura de pantalla 2016 10 31 a las 9.50.35 Abogado especialista delito fiscal

Abogado especialista delito fiscal

¿Buscando un experto Abogado especialista delito fiscal? Si es así, no le quepa la menor duda que está en el lugar indicado. Y es así, pues SOMOS EL PRIMER DESPACHO DE ABOGADOS DEL PAÍS, ESPECIALIZADO EN LA DEFENSA PENAL DE ESTE TIPO DE DELITOS. TRABAJAMOS EN TODO EL TERRITORIO NACIONAL. Nuestros abogados tramitan asuntos relacionados con los delitos fiscales en todo el país, participando incluso, en cursos de formación, en esta área concreta del derecho penal. Es por ello, por lo que contamos en nuestro bufete de abogados, con un servicio vanguardista; Un teléfono de urgencias, permanentemente atendido por abogados penalistas, (expertos en derecho penal), para resolverle las dudas, que en relación a este tipo de delitos pueda tener. (Abogado especialista delito fiscal).

Captura de pantalla 2016 08 12 a las 9.43.30 Abogado especialista delito fiscal

Telefono de urgencias

Delito fiscal o infracción tributaria son dos términos que fácilmente se pueden confundir. Lamentablemente, todos los días, en las noticias o en los periódicos hay algún caso en el que se habla de delito fiscal, pero raramente se habla de infracción tributaria. Resulta más llamativo hablar de delito fiscal que de infracción tributaria.

NUESTROS ABOGADOS SE ENCUENTRAN A LA VANGUARDIA DE LA ABOGACÍA DEL PAÍS.

Captura de pantalla 2016 12 05 a las 16.53.38 Abogado especialista delito fiscal

Javier Rincón Bernal.- “mejor abogado penalista”

Captura de pantalla 2016 12 05 a las 16.56.19 Abogado especialista delito fiscal

Noticia: Mejor abogado penalista

Pero debemos saber estar bien informados y saber diferenciar ambas. El delito fiscal puede conllevar penas de prisión, mientras que la infracción tributaria es una infracción administrativa que en algunos casos puede ser sancionable y en otros no. (Abogado especialista delito fiscal). (Abogado delito fiscal Málaga). (Abogado delito fraude fiscal Málaga).

¿Qué es el delito fiscal?

Según el artículo 305 del Código Penal, se considerarán delito fiscal todas las conductas en las que:

(…) la cuantía de la cuota defraudada, el importe no ingresado de las retenciones o ingresos a cuenta o de las devoluciones o beneficios fiscales indebidamente obtenidos o disfrutados exceda de 120.000 euros.

Casos excepcionales de delito fiscal

Cuando se trate de tributos, retenciones, ingresos a cuenta o devoluciones, periódicos o de declaración periódica, se estará a lo defraudado en cada período impositivo o de declaración, y si éstos son inferiores a 12 meses, el importe de lo defraudado se referirá al año natural. (Abogado especialista delito fiscal).

En los casos en los que la defraudación se lleve a cabo en el seno de una organización o grupo criminal, el delito fiscal será perseguible desde el mismo momento en que se alcancen los 120.000 euros.

En conductas que se cometan contra la Hacienda de la Unión Europea: (Abogado especialista delito fiscal).

Se considerará delito fiscal siempre que la cuantía de la cuota defraudada, el importe no ingresado de las retenciones o ingresos a cuenta o de las devoluciones o beneficios fiscales indebidamente obtenidos o disfrutados exceda de 50.000 euros en el plazo de un año natural. (Abogado especialista delito fiscal).

En los casos en los que la defraudación se lleve a cabo en el seno de una organización o grupo criminal, el delito será perseguible desde el mismo momento en que se alcancen los 50.000 euros.

¿Cómo se castiga el delito fiscal?

Para los delitos fiscales que se cometan contra la Hacienda Pública española, el castigo será de:

Pena de prisión de 1 a 5 años. (Abogado especialista delito fiscal).

Multa económica como mínimo igual a la cantidad defraudada con un máximo de hasta 6 veces dicha cantidad; salvo que el obligado tributario hubiese reconocido y pagado por completo la deuda tributaria, antes de que por la Administración Tributaria se le haya notificado el inicio de actuaciones de comprobación o investigación.

Pérdida de la posibilidad de obtener subvenciones o ayudas públicas y del derecho a gozar de los beneficios o incentivos fiscales o de la Seguridad Social durante el período de 3 a 6 años.

Casos excepcionales de castigo del delito fiscal. (Abogado especialista delito fiscal).

En los supuestos de delito fiscal en los que la cuantía de la cuota defraudada a la Hacienda Pública exceda de 600.000 euros, o exceda de 120.000 euros si el organismo defraudado es la Seguridad Social; cuando la defraudación haya sido cometida por una organización o grupo criminal o cuando se utilicen de personas físicas o jurídicas, paraísos fiscales o territorios de nula tributación con el fin de ocultar o dificultar la determinación de la identidad del obligado tributario o frente a la Seguridad Social, la determinación de la cuantía defraudada o del patrimonio del obligado tributario o frente a la Seguridad Social o del responsable del delito. El castigo será de: (Abogado especialista delito fiscal).

Pena de prisión de 2 a 6 años.

Multa económica como mínimo del doble de la cantidad defraudada y como máximo de 6 veces dicha cantidad.

Pérdida de la posibilidad de obtener subvenciones o ayudas públicas y del derecho a gozar de los beneficios o incentivos fiscales o de la Seguridad Social durante el período de 4 a 8 años.

En el caso en el que se cometa delito fiscal y se defraude a los presupuestos generales de la Unión Europea, en cuantía superior a 50.000 euros, se impondrán las mismas penas que las reflejadas en los casos de delito fiscal contra la Hacienda Pública española. La excepción tendrá lugar cuando se cometan delitos fiscales que no alcancen los 50.000 euros pero excedan los 4.000 euros. En estos casos el castigo será de: (Abogado especialista delito fiscal).

Pena de prisión de 3 meses a 1 año.

Multa económica como mínimo igual a la cantidad defraudada con un máximo de hasta 3 veces dicha cantidad.

Pérdida de la posibilidad de obtener subvenciones o ayudas públicas y del derecho a gozar de los beneficios o incentivos fiscales o de la Seguridad Social durante el período de 6 meses a 2 años.

En los casos de delito fiscal en los se defraude a la Seguridad Social y la cuota defraudada exceda de 50.000 euros durante cuatro años naturales. El castigo será el mismo que el indicado para los delitos fiscales contra la Hacienda Pública española.

En los casos de quien obtenga, para si mismo o para otros, el disfrute de prestaciones del Sistema de la Seguridad Social, la prolongación indebida del mismo, o facilite a otros su obtención, por medio del error provocado mediante la simulación o tergiversación de hechos, o la ocultación consciente de hechos de los que tenía el deber de informar, causando con ello un perjuicio a la Administración Pública, será castigado con: (Abogado especialista delito fiscal).

Pena de 6 meses a 3 años de prisión.

Multa económica como mínimo igual a la cantidad defraudada con un máximo de hasta 6 veces dicha cantidad.

Pérdida de la posibilidad de obtener subvenciones y del derecho a gozar de los beneficios o incentivos fiscales o de la Seguridad Social durante el período de 3 a 6 años.

Cuando el valor de las prestaciones defraudadas fuera superior a 50.000 euros, el castigo a aplicar sería análogo al que se aplica en los casos en los que la cuota defraudada a la Hacienda Pública excede de 600.000 euros, o excede en 120.000 euros si el organismo defraudado es la Seguridad Social.

Todo aquel que obtenga subvenciones o ayudas de las Administraciones Públicas en una cantidad o por un valor superior a 120.000 euros falseando las condiciones requeridas para su concesión u ocultando las que la hubiesen impedido, así como todo aquel que en el desarrollo de una actividad sufragada total o parcialmente con fondos de las Administraciones Públicas los aplique en una cantidad superior a 120.000 euros a fines distintos de aquéllos para los que la subvención o ayuda fue concedida, será castigado con: (Abogado especialista delito fiscal).

Pena de prisión de 1 a 5 años.

Multa económica como mínimo igual a la cantidad defraudada con un máximo de hasta 6 veces dicha cantidad; salvo que la persona que haya cometido el delito fiscal proceda a devolver las subvenciones o ayudas indebidamente percibidas o aplicadas, incrementadas en el interés de demora aplicable en materia de subvenciones desde el momento en que las percibió, y el reintegro se lleve a cabo antes de que se haya notificado la iniciación de actuaciones de comprobación.

Pérdida de la posibilidad de obtener subvenciones o ayudas públicas y del derecho a gozar de los beneficios o incentivos fiscales o de la Seguridad Social durante el período de 3 a 6 años.

Todo aquel que estando obligado a por ley tributaria a llevar contabilidad mercantil, libros o registros fiscales:

Incumpla absolutamente dicha obligación.

Lleve contabilidades distintas que oculten o simulen la verdadera situación de la empresa.

No hubiese anotado en los libros obligatorios las transacciones económicas o las hubiese anotado con cifras distintas a las verdaderas.

Hubiese practicado anotaciones contables ficticias.

          Será castigado con una pena de prisión de 5 a 7 meses.

          Para que los dos últimos supuestos se consideren como delito fiscal será necesario, la cantidad total omitida o simulada deberá ser           superior a 240.000 euros.

¿Que es una infracción tributaria? (Abogado especialista delito fiscal).

Por infracción tributaria se entiende toda acción voluntaria e intencionada que esté tipificada y sancionada en las leyes. Para que la conducta de un contribuyente se pueda calificar de infracción tributaria y recibir la sanción correspondiente deben darse los hechos siguientes:

Que exista una norma que tipifique y describa esa conducta como sancionable.

Que exista la sanción prevista a aplicar cuando se produzcan los hechos que determinen esa infracción.

Que exista culpabilidad manifiesta por parte del infractor. (Abogado especialista delito fiscal).