Captura de pantalla 2016 12 05 a las 16.53.38 Abogado delito estafa procesal

Abogado delito estafa procesal

¿Buscando un experto Abogado delito estafa procesal? Si es así, no le quepa la menor duda que está en el lugar indicado. Y es así, pues SOMOS EL PRIMER DESPACHO DE ABOGADOS DEL PAÍS, ESPECIALIZADO EN LA DEFENSA PENAL DE ESTE TIPO DE SITUACIONES, COMO ABOGADOS EXPERTOS EN DERECHO PENAL, TRABAJAMOS EN TODO EL TERRITORIO NACIONAL, CONSULTE GRATUITAMENTE Y SIN COMPROMISO. Nuestros abogados tramitan asuntos relacionados con estas situaciones tan excepcionales, en todo el país, participando incluso, en cursos de formación, en esta área concreta del derecho penal. Nuestros abogados intervienen en los asuntos más relevantes a nivel nacional. Puede comprobarlo en la página de inicio de nuestra web, donde hemos colocado algunas intervenciones en las principales televisiones del país; TVE, A3, TELE5, LA SEXTA. (Entre otras). Es por ello, por lo que contamos en nuestro bufete de abogados, con un servicio vanguardista; Un teléfono de urgencias, permanentemente atendido por abogados penalistas, (expertos en derecho penal), para resolverle las dudas, que en relación a este tipo de delitos pueda tener. (Abogado delito estafa procesal).

Captura de pantalla 2016 08 12 a las 9.43.30 Abogado delito estafa procesal

Telefono de urgencias

La Estafa Procesal viene recogida en el art. 250.1.7º del Código Penal. Se configura como un subtipo agravado del delito de estafa, lo que lleva aparejado unas penas superiores a las establecidas para el tipo básico de estafa.

El art. 250.1.7º castiga con una pena agravada hasta seis años de prisión y multa cuando:

“Se cometa estafa procesal. Incurren en la misma los que, en un procedimiento judicial de cualquier clase, manipularen las pruebas en que pretendieran fundar sus alegaciones o emplearen otro fraude procesal análogo, provocando error en el Juez o Tribunal y llevándole a dictar una resolución que perjudique los intereses económicos de la otra parte o de un tercero”.

Qué ocurre si perjudica a un tercero, pero no a sus intereses económicos [puede ser un lucro de mercancías o materiales, o, adquiriendo nuevos derechos, etc.]. También nos encontraríamos ante un supuesto de estafa ya que habría un lucro no económico.  (Abogado delito estafa procesal).

Y qué ocurre si tampoco hay un tercero. Bueno, en Derecho Económico Penal de la Empresa, se trata de lucrarse obteniendo un beneficio que, como hemos visto, puede ser de tipo económico o material. Pero siempre abría algún sujeto pasivo perjudicado, [AEAT, Ministerio Fiscal…].  (Abogado delito estafa procesal).

Esta conducta de la Estafa Procesal presenta una particularidad, y es que el sujeto pasivo engañado es el titular del órgano jurisdiccional [Juez o Magistrado], a quien, a través de una maniobra procesal idónea, se le induce a seguir un procedimiento o dictar por error una resolución que de otro modo no hubiera sido solicitada[1].

Pero también existe jurisprudencia contraria a esta línea, que acepta que puede producirse el fraude procesal cuando el engañado no es el juez (titular del órgano jurisdiccional) sino a la parte contraria, mediante artimañas realizadas dentro del procedimiento, para que se le impulse a allanarse, desista, renuncie o llegue a una transacción cambiando así su voluntad procesal. Lo que se denominaría Estafa Procesal impropia[2]. Quedando excluidas las acciones que no nazcan del engaño.

Nuestra jurisprudencia más reciente dicta que para que exista la Estafa Procesal deben ocurrir los siguientes elementos:

1º Ha de existir un engaño bastante, requisito esencial (que caracteriza a toda clase de estafa) que ha de reproducirse en el acto de un procedimiento judicial.  (Abogado delito estafa procesal).

2º Dicho engaño tiene por finalidad producir error en el Juez o Tribunal que conoce de la causa en cuestión.

3º El autor que cometa el delito, ha de tener intención (en las estafas procesales propias) de que el juzgado o tribunal que conozca del procedimiento, dicte una resolución (que seria un acto de disposición) favorable a sus intereses.

4º Dicha intención tiene que conllevar la producción de un perjuicio a un tercero, perjuicio que tiene que ser naturalmente ilícito puesto que hay ánimo de lucro, y también es ilícito, pues es el motor de toda esta conducta delictiva.

Partiendo de los requisitos exigidos, señalamos algunos ejemplos de las conductas calificadas como delito de Estafa Procesal por nuestros tribunales.  (Abogado delito estafa procesal).

La STS nº 720/2008 de 12 de noviembre de 2008 entendió que existe tentativa de Estafa Procesal en concurso con falsedad documental en un caso en el que la acusada, tras ocasionar un accidente de circulación sin tener el seguro de vehiculo, acudió a una compañía aseguradora con la deliberada intención de contratar un seguro pero poniendo en el documento una fecha anterior a la del día en que ese seguro se realizó, para intentar cubrir con dicho documento el momento en que se había producido el accidente de circulación.

De esta forma entiende el Tribunal Supremo, que existe el elemento subjetivo del delito, y en su modalidad de dolo directo de primer grado, pues la condenada trató de engañar al Tribunal para obtener una indemnización de la aseguradora, aun sabiendo que no tenía derecho a ella (beneficio ilícito). En este caso en particular se produjo tentativa puesto que el Juzgado detectó la falsedad documental.  (Abogado delito estafa procesal).

Partiendo de estos casos, se puede observar que para realizar la comisión de la Estafa Procesal se produce concurso con otros delitos, que son la falsedad documental, falso testimonio y denuncia falsa entre otros.

En este sentido, señalamos la STS nº 214/2007 de 26 de febrero de 2007, que consideró que existía Estafa Procesal en concurso con simulación de infracción penal y falso testimonio. En este caso, para poder percibir una indemnización de un seguro, los condenados se habían concertado para formalizar un parte de declaración amistosa de un accidente fingido, en el cual uno de ellos se hacía responsable del supuesto accidente por invasión antirreglamentaria de la calzada. Este último tenía concertado un seguro que había sido contratado una semana antes del fingido accidente.

Los principales autores de los hechos lograron engañar al Juzgador en el correspondiente juicio de faltas obteniendo una indemnización ilícita de la aseguradora fueron condenados por Estafa Procesal en concurso con el delito de simulación de infracción penal y falso testimonio. Destacamos la argumentación dada por el Tribunal Supremo para entender la existencia de la simulación de infracción penal no subsumibles en la Estafa Procesal:

“Con relación a delito de simulación de infracción penal (art. 457 del Código Penal), a cuyo tenor, incurre en la penalidad prevista en el mismo, el que, ante funcionario judicial o administrativo, simulare ser responsable o víctima de una infracción penal o denunciare una inexistente provocando actuaciones procesales, no puede considerarse absorbida por la Estafa Procesal, pues ésta puede iniciarse ante cualquier jurisdicción, y el despliegue añadido de la jurisdicción penal, supone un plus de antijuridicidad que contiene una expresa sanción aparte, especialmente prevista por el legislador, que debe ser tomada en cuenta separadamente, reprochando más la conducta del autor, y produciendo una mayor antijuridicidad de la acción.”  (Abogado delito estafa procesal).

En muchos casos, la falsedad documental pasa a convertirse en un instrumento necesario para cometer la Estafa Procesal obteniendo el engaño perseguido. Nuestro Código Penal condena ambos delitos cuando entran en concurso medial según las reglas del art. 77 del CP.

La Estafa Procesal castiga la utilización de un procedimiento judicial para obtener un beneficio ilícito, consistente en el reconocimiento judicial de un derecho que no se tiene y para cuyo reconocimiento se utiliza una maniobra engañosa de naturaleza procesal.  (Abogado delito estafa procesal).

En este sentido el Tribunal Supremo declara que “la Estafa Procesal constituye una modalidad agravada de la estafa porque al daño o peligro que supone para el patrimonio del particular afectado se une el atentado contra la seguridad jurídica representada por el Juez, que se utiliza como instrumento defraudatorio.”

En este subtipo agravado de estafa, no solo se daña el patrimonio robado, sino el funcionamiento de la Administración de Justicia.

2. Fraude procesal y Estafa Procesal  (Abogado delito estafa procesal).

Dentro de la complejidad de figuras que todos los Códigos Penales tienen, los dedicados a la tipificación de los atentados al patrimonio, es lógico que la estafa ofrezca un mayor interés, lo cual es explicable por las particularidades que esta infracción presenta en orden a la imposibilidad de imaginar la existencia inagotable de la variedad de formas en que dicho delito puede ser perpetrado.

Hay que diferenciar dos términos, el fraude procesal y la Estafa Procesal. El fraude procesal existe en un sentido amplio, siempre que en un proceso, cualquiera de las partes emplea medios engañosos o artificiosos dirigidos a provocar en el juzgador un error de hecho que haya de originar o pueda originar una resolución errónea y por tanto injusta. Y la Estafa Procesal, se dará cuando esta misma conducta esté inspirada en el ánimo de lucro y de ella pueda derivarse un perjuicio patrimonial para la otra parte.  (Abogado delito estafa procesal).

Al tener este trabajo por objeto el estudio de la estafa en general, hablaremos también de tres elementos que son esenciales, estos son: ánimo de lucro, perjuicio patrimonial y engaño fraudulento.

De esos tres elementos, el ánimo de lucro y el perjuicio patrimonial resultan comunes a la estafa y a otras infracciones contra el patrimonio, tales como el hurto, el robo, la apropiación indebida y, en general a todos los atentados de naturaleza fraudulenta.

Por el contrario el engaño fraudulento como medio de obtener el sujeto el lucro propuesto, es lo que viene a servir de elemento esencial, y diferenciador entre el delito de estafa y aquellos otros antes mencionados.

Así pues, planteada la cuestión, debemos centrarnos en la siguiente hipótesis: un sujeto, movido por la obtención de un lucro, en perjuicio de un tercero, se vale en un procedimiento judicial y de medios engañosos, con el objeto de provocar una resolución que sabe que no es acorde a derecho ni a la buena fe.  (Abogado delito estafa procesal).

Tal conducta queda encuadrada en el fraude procesal. Además se puede producir un fraude procesal en el cual no halla ánimo de lucro y sí un perjuicio a un tercero, por ejemplo, yo tengo un contador de luz el cual no da vueltas, o, lo manipulo hacia atrás y alguien llama a la compañía para delatarme y me sancionan (muy frecuente), hay un perjuicio para la compañía, pero yo no me lucro directamente pues no gano dinero simplemente hay un no-desembolso (un ahorro). Y si carece por completo de ánimo de lucro o perjuicio patrimonial no puede hablarse de responsabilidad penal.  (Abogado delito estafa procesal).

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)