En este post, vamos a tratar el delito de coacciones. Las coacciones son unas conductas no muy conocidas en cuanto a su denominación por la inmensa mayoría de la población, si bien es cierto que se producen con cierta habitualidad. El delito de coacciones es aquel cuyo autor impide a un tercero realizar una conducta legal sin estar habilitado para ello o por el contrario le obliga hacer algo que esta persona no quiere hacer. Este delito se regula en el artículo 172 del Código Penal

Para nuestros Abogados Penal en Málaga, en el delito de coacciones es el elemento esencial el uso de violencia para doblegar la voluntad de un tercero a hacer o a no hacer no que está quiere. Este delito es el claro ejemplo que atenta contra la libertad de las personas, de igual manera es un delito de resultado, esto significa que para la consumación del mismo se requiere que efectivamente se lesione la libertad de obra de un tercero.

En los últimos tiempos, el delito de coacciones que se está dando con más habitual ida es el claro ejemplo del arrendador he movido por el impago del alquiler del arrendatario le coacciona para que éste abandone su vivienda. La lesión del derecho del arrendatario a usar y disfrutar de esa vivienda aunque no esté pagando las rentas es el objeto de la coacción. El propietario arrendador no puede cometer esta conducta en vez de ir a un procedimiento civil en reclamación de las cantidades adeudadas por el arrendatario.

Dicho lo anterior, el delito de coacciones se consuma cuando su autor logra que un tercero haga una conducta o deje de hacerla, mediando violencia y en contra de su voluntad. Y tuyo elemento esencial en las coacciones la exigencia de violencia, no son pocas las dudas que surgieron acerca del alcance de la misma pues el tipo penal habla de impedir a otro con violencia o compelerle a efectuarla. A primera vista parece que la exigencia del código penal en cuanto a la violencia se refiere únicamente a la conducta de impedir.

Existe un tipo de coacción con carácter agravado cuando la misma, reuniendo los anteriores requisitos, y tuviera como objeto el ejercicio de un derecho fundamental. Resulta obvio, que toda coacción tiene por objeto de limitación un derecho fundamental, la libertad, y por tanto en derecho deberá entenderse que este tipo ha grabado de coacción tendrá que suponer un ataque a otro derecho reconocido en la constitución española, Es decir cualquiera de los incluidos en la sección primera del capítulo segundo del título Primero.

Si Ud necesita de un Abogado Penalista en Málaga para tratar unas coacciones en Málaga y Provincia no dude en ponerse en contacto con nosotros pinchando aquí. También puede llamarnos sin ningún compromiso al teléfono de asistencia de 24 horas:  952218126

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (2 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Abogado delito de coacciones Málaga, 10.0 out of 10 based on 2 ratings