Seguramente si éste este artículo, es porque el día de ayer, Ud. o un familiar suyo, tuvo la mala fortuna de encontrarse con un control preventivo de consumo de alcohol y drogas, alcoholemia,  dispositivo montado por la guardia civil de tráfico, o por la policía local. Seguramente son muchas las cuestiones que tiene ahora mismo rondando su cabeza, y en este artículo pretendemos resolver por lo menos algunas de ellas para que nuestro consejo pueda, traerle el mejor resultado posible en un caso de alcoholemia, como es, el que nos ocupa.

Estamos 24 horas al día, 365 días al año. Llámenos:  952218126

Quiero partir por indicarle crédito de alcoholemia está recogido en el capítulo, denominado, de los delitos contra seguridad vial. Si usted trata de localizar en internet una versión actualizada del código penal podrá encontrarlos, en los artículos 379 y siguientes. Resulta esencial conocer cuáles son los elementos, O requisitos, que deben concurrir, para que una determinada actitud u hecho, puede ser considerado, como un delito contra la seguridad vial, o más conocido como una alcoholemia. Nuestros abogados son especialistas en este tipo de asuntos.

Si como consecuencia de la alcoholemia se tiene un accidente consistente en atropellar a un peatón y a éste se le provocan lesiones graves, será imputado además de por el primer delito por este segundo. 

En primer lugar se exige que se produzca la conducción de un vehículo, con lo que hay determinados casos, que han sido resueltos por el Tribunal Supremo, en el sentido de exigirse, que Efectivamente, se estoy conduciendo, Y esta afirmación, no resulta baladí, toda vez que podemos estar dentro del coche, afectados por el alcohol u otras sustancias, Y no incurrir en delito Contra la seguridad vial. Importantes resultaría el hecho de poder acreditar que el motor del vehículo en ningún caso estaba en marcha, y que en ningún caso, se estaban haciendo movimientos o actuaciones propias, de proceder a conducir el vehículo, tales como introducir la llave, poner punto muerto, adecuar los espejos interiores, Y otro tipo de actuaciones que pudieran indicar que esa persona, que se encuentra bajo los efectos del alcohol vaya a a proceder a conducir el vehículo. Este sería el principal hecho que la defensa de un delito contra la seguridad vial debiera tomarse muy en serio. Sin conducción no hay delito. Es posible la concurrencia entre el delito de conducción bajo los efectos del alcohol con el delito de conducción temeraria y por ello existir una concurrencia de delitos.

Ahora bien, si efectivamente íbamos conduciendo Y nos detienen en un control de alcoholemia es necesario para que puedan acusarnos y condenarlos de un delito contra la seguridad vial, O alcoholemia, que efectivamente la conducción del vehículo lo sea bajo la influencia de drogas tóxicas estupefacientes sustancias psicotrópicas o bebidas alcohólicas. Y este hecho es muy importante, Y por ello debemos marcar la palabra influencia, en negrita Y mayúsculas, pues si efectivamente, conducimos un vehículo, habiendo ingerido alcohol, pero dicha ingesta, no afecta a la propia conducción, tampoco tenemos porque ser condenados por un delito de alcoholemia, siempre y cuando, pues el tipo delictivo recogido en el artículo 379.2 del código penal así lo establece, afirmando, en todo caso será condenado con dichas penas el que condujera con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 O superior a 1,2 g por litro de sangre. En estos casos, la mejor estrategia es conseguir una condena mínimo, toda vez que derecho penal, Y como abogados especialistas en esta materia, el mejor resultado, no es el resultado imposible, Sino dentro de los posibles, el mejor resultado, Y con esto queremos decir, que muchas ocasiones, el mejor resultado ese menos dañino.

No es menos cierto, que en algunas ocasiones, en la propia instrucción del atestado, bien de la policía, bien de la Guardia Civil, se producen errores de bulto, que llevan aparejados la posibilidad de obtener una sentencia absolutoria para nuestro cliente, tomando en consideración esos errores, que suele ser habituales. Seguro entenderá usted, que no pormenorizaremos en este artículo los citados errores para evitar que otros aprovechen nuestros conocimientos sobre la materia en beneficio propio, Y para evitar también hacer publico esos errores, lo que podría llevar a corregir los mismos Y que no pudiéramos conseguir para nuestros clientes el mejor resultado.

Si usted, o un familiar se encuentra en la situación, que hemos descrito en este artículo no dude en contactar con nuestros abogados, especialistas en delitos de alcoholemia, los cuales se pondrán a su entera disposición para solventar la cuestión de la mejor manera posible. Póngase en manos de expertos y no de cualquiera. Málaga y Provincia.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Abogado control alcoholemia malaga, 10.0 out of 10 based on 1 rating